UNA MIRADA RÁPIDA A LOS ROBLEDALES DE VIROLÍN

Describen estas tres imágenes igual número de momentos asociados con la vida de los robledales de Virolín. Son, estas, tierras de Santander.
La foto de la izquierda, arriba, muestra una típica cobertura de robles que visten las empinadas lomas muy propias de la parte alta en esa región de Colombia.
Abajo, en ese mismo costado, un río cuyas aguas color miel reflejan la carga de taninos que transportan. Los taninos -recordemos- son sustancias tóxicas que las plantas poseen para defenderse de aquellos que quieren consumir sus hojas (por ejemplo, los insectos o los mamíferos).
Y la imagen más grande muestra cómo quedó un área de esa región luego de que la mayoría de robles fueron tumbados -en un pasado lejano- para hacer potreros.
Así hemos dado, pues, una mirada rápida a los robledales de Virolín.